• Guillermo Varela Vallespi

¿Qué debo saber sobre el seguro hipotecario? (II)

Actualizado: abr 24

En el artículo anterior les describía las principales características del seguro hipotecario que ofrecen las instituciones financieras -los bancos y las cajas populares-, las cuales en la mayoría de las ocasiones son la opción de turno para el financiamiento de una hipoteca. Dejábamos así al descubierto las varias e importantes limitaciones que implica tomar el seguro hipotecario que estas entidades ofrecen al momento de la compra de su hogar.

Les anticipaba, además, que la opción a este producto sería tomar un seguro privado con una compañía de seguros. He aquí entonces algunas de las principales diferencias; con un seguro privado:

  1. Usted es el propietario del contrato de seguro;

  2. Usted puede nombrar al o los beneficiarios de su elección;

  3. Se trata de un seguro privado del cual usted es el dueño;

  4. Las primas que usted paga son calculadas basado solo en su estado de salud y habitudes de vida;

  5. Como consecuencia de lo anterior, en la mayoría de las ocasiones el costo del seguro es un 40% más barato;

  6. En caso de fallecimiento sus beneficiarios recibirán un cheque por el monto del seguro, el cual podrán utilizar o no, según sus deseos y situación particular, para pagar el saldo de la hipoteca;

  7. Las primas (lo que usted paga por el seguro) están garantizadas y no cambian con la edad durante todo el tiempo de duración de la protección;

  8. Si al término de su hipoteca (momento de refinanciar el crédito, generalmente cada 5 años) usted desea hacerlo con otra institución financiera que le ofrece una mejor tasa de interés su seguro privado lo sigue a usted, por lo que tiene todo el poder de negociación de su lado. No importa cuál sea su estado de salud en ese momento;

  9. Si su pareja, o cualquier otra persona de interés para usted, no aparece como codeudor en el contrato de la hipoteca usted las puede asegurar igual, el único requisito es tener sus respectivos consentimientos;

  10. El seguro puede ser transformado en seguro de vida permanente;

  11. Usted puede asegurarse (o asegurar a las personas de su interés) por el monto que usted desee. No está obligado a hacerlo por el monto de la hipoteca;

  12. El profesional que le tramita un seguro privado tiene una formación especializada o certificado a tales efectos emitido por la AMF (Autorité des Marchés Financiers);

Importante: Si usted tiene aún su seguro hipotecario con la institución que financia su hipoteca, o usted está en el proceso de compra y aún no ha firmado su contrato, le invito a contactarme.

Recuerde: no deje para mañana lo que debió hacer ayer.

Familia y Economía

438-494-7276