• Guillermo Varela Vallespi

Por qué es momento de revisar (adquirir) su seguro de vida privado

En Canadá tener un seguro de vida privado forma parte de las previsiones que cualquier persona debiera considerar, para evitar así dejar una carga más a sus familiares y/o socios de negocios en caso de un fallecimiento prematuro. De hecho, la mayoría de las personas que residen aquí poseen alguna forma de seguro de vida.


La necesidad de seguro de vida es dinámica y debe de ser revisada cada vez que, por ejemplo, se cambie de empleo, se adquiera una propiedad o se le dé la bienvenida en la familia a un nuevo integrante. Hay varios tipos de seguros de vida, todos diseñados para cubrir diversas necesidades de protección. Estas necesidades las pudiéramos dividir en dos grandes categorías. En un primer grupo se agruparían las necesidades que por su naturaleza son de tipo permanente:

  • Cubrir los gastos funerarios;

  • Pagar los impuestos latentes, por ejemplo;

Una segunda categoría recoge entonces a aquellas de carácter temporal. Los ejemplos más comunes de necesidades temporales incluyen:

  • Dejar pagadas las deudas que se puedan tener;

  • Mantener el mismo nivel de vida de la familia hasta que el menor de los hijos alcance la edad adulta y pueda ser financieramente independiente;

Por lo que representan, las necesidades temporales de seguro son las más comunes. También son las que tienen un menor costo asociado.


La actual pandemia juega en contra: de las compañías y de usted

Para las compañías aseguradoras existen tres factores fundamentales que influencian el precio al cual ellas ofertan los seguros de vida. Estos factores son: los gastos de operaciones, el riesgo de fallecimiento (cuantas personas fallecen) y el interés ganado sobre las primas invertidas, el cual sirve para pagar futuras reclamaciones.


La actual pandemia ha tenido un impacto importante en los dos últimos factores que menciono. Por un lado, el número de fallecimientos registrados ha aumentado considerablemente, y por ende también el número de reclamaciones. Por otro lado, las tasas de interés en bajos históricos hacen que el rendimiento de las inversiones semi-seguras que realizan las compañías a largo plazo sea significativamente menor. La consecuencia de esta combinación no se ha hecho esperar entonces.


La mayoría de las compañías aseguradoras han anunciado aumentos de precios para varios de sus seguros de vida. Por el momento, el aumento de precio ha tocado fundamentalmente a los productos que tienden a cubrir necesidades permanentes. Sin embargo, de continuar la situación actual, algunos tipos de seguros temporales pudieran igualmente verse afectados.


Por lo tanto, si usted se encuentra en algunas de las situaciones hipotéticas que abajo menciono, es en su mejor interés asesorarse lo antes posible con un profesional sobre cuáles son las mejores opciones disponibles y evitar así verse atrapado en la eventual subida de precios:

  • Usted prevé adquirir una propiedad;

  • Usted compró una propiedad y tiene el seguro de vida hipotecario con el banco;

  • La llegada de un hijo;

  • Usted perdió el trabajo a causa de la pandemia o prevé cambiar de trabajo;

  • Usted posee más de una propiedad;

  • Usted prevé dejar una herencia;

  • Usted tiene un riesgo relativamente elevado de contagiarse con el COVID-19;

  • Usted no posee un seguro de vida privado;

Como regla, los seguros son productos que se pagan a lo largo de muchos años. Cualquier cambio en el costo de ellos puede representar miles de dólares abonados de más que muy bien pudieran utilizarse en mejorar ese propio seguro, o simplemente en otros proyectos familiares.


Recuerde: no deje para mañana lo que debió hacer ayer.

 

Familia y Economía

438-494-7276

  • Facebook