• Guillermo Varela Vallespi

Crisis Financieras que cambiaron el mundo (V): Cómo funcionan los bancos (parte 3)

Actualizado: abr 26

En este punto ya establecimos la importancia del dinero como medio de cambio. Vimos además que el dinero ha adoptado varias formas a lo largo de la historia, siendo el oro una de las formas más comunes; eventualmente el oro sería remplazado por el papel moneda, tal y como lo conocemos hoy. Esbozamos asimismo la idea de que el dinero no es riqueza en sí mismo, sino que es más bien una representación de ella. Ahora es importante comprender las razones prácticas del porqué las personas necesitan y quieren tener dinero disponible.


Razones para tener dinero disponible


Existen tres razones por las cuales una persona quisiera y/o necesitaría tener dinero disponible, en el sentido de poseer la capacidad de hacer uso de él en el momento en que lo necesite o quiera. Estas razones son:


a) transaccionales; b) preventivas; c) especulativas y de inversión;


Efectuar transacciones

La primera razón para tener dinero disponible es pagar las cuentas de nuestra vida diaria. La cantidad de dinero que necesitamos tener disponible para efectuar estas transacciones depende de nuestro nivel de gastos (comida, alquiler, auto, etc.). Como regla, mientras más alto son nuestros ingresos mayor es nuestro nivel de gastos y en consecuencia mayor la cantidad de dinero que necesitamos tener disponible para realizar estas transacciones. Esta cantidad es, en esencia, la suma del monto de dinero que llevamos en nuestra billetera y el que tenemos depositado en nuestra cuenta corriente de banco. O puesto en otras palabras, la cantidad dinero que llevamos con nosotros, más la que mantenemos en nuestra cuenta bancaria corriente, es igual a la cantidad de dinero que esperamos gastar en una unidad más o menos constante de tiempo, un mes, por ejemplo.


Preventiva

La segunda razón para tener dinero disponible es por motivos de precaución. Un porciento significativo de las personas mantiene sumas importantes de dinero en los bancos en forma de certificados de depósitos. Incluso si estos vehículos de ahorro ofrecen un interés que con frecuencia no alcanza el nivel de la inflación (lo cual les hace perder poder de compra en el tiempo, pero eso es otra historia).


Vivimos en tiempos de incertidumbre, donde el futuro no ofrece ningún tipo de garantía. Tener la sensación de una seguridad financiera es la causa de que las personas estén dispuestas a tener sumas significativas de dinero en cuentas bancarias que no generan ningún rendimiento significativo. Las personas quieren tener la seguridad de que si determinada situación llegase a presentarse su dinero estará disponible; ya sea para protegerse en caso de una eventualidad (enfermedad, pérdida del trabajo, etc.) o para sacar provecho de una oportunidad (un buen proyecto de inversión, por ejemplo).


En general, los individuos tienden a aumentar la cantidad de dinero que acumulan en certificados de depósitos bancarios en momentos en que se sienten financieramente inseguros o en momentos en que se enfrentan a un futuro con un alto grado de incertidumbre (los próximos 24 meses de esta crisis que estamos viviendo hoy, por ejemplo). Por el contrario, cuando las personas se sienten seguras respecto a su posición financiera tienden a disminuir la cantidad de dinero que destinan a fines de prevención (lo que ocurría hasta hace sólo 2 meses aquí en Canadá, por ejemplo).


Especular y/o Invertir

La tercera razón por la cual quisiéramos tener dinero disponible es para especular o invertir. Hay varias maneras que un individuo tiene para que su dinero genere dinero si determinadas coyunturas se presentan. Por ejemplo, comprar un activo subvaluado para venderlo en un momento futuro, una vez que haya aumentado su valor. También puede generar dinero en forma de interés, mediante un préstamo; o a través de una inversión en un proyecto prometedor.


La demanda de dinero para fines especulativos o de inversión depende del grado tolerancia al riego. La personas tienden a invertir en acciones, bonos, o bienes raíces cuando aumentan su tolerancia al riesgo, y esto puede ser por varias razones (ej. bonanza económica y cierto grado de certitud sobre el futuro más o menos próximo). Por el contrario, cuando la tolerancia al riesgo disminuye (ej. a causa de una crisis, real o potencial) entonces se observa el efecto contrario.


La primera razón (transaccional) por la cual las personas quisieran tener dinero disponible se corresponde a la función del dinero como medio de cambio. La segunda y la tercera (precaver e invertir) se corresponden con la segunda función general del dinero: acumulación de valor. La tercera es como unidad de medida en la contabilidad, la cual no abordaré en esta serie.


En la próxima entrega entonces: Sistema de reserva fraccional de los bancos.


Recuerde: no deje para mañana lo que debió hacer ayer.

21 vistas
 

Familia y Economía

438-494-7276

  • Facebook